La Escuela Historia e información sobre la Escuela
Información Sobre cursos, encuentros y otras actividades
Noticias Noticias y actualidad de la Escuela
 
 
Escuela de Salud Pública de Menorca
Del 16 al 25 de septiembre de 2019
Llatzeret de Maó (Menorca)
Institut Menorquí d'Estudis - Camí des Castell, 28 - 07702 Maó (Menorca) - Tel. 971 351500 -
LOGO
       
C7

Mejora de estilos de vida y reducción de factores de riesgo, economía del comportamiento al servicio de la salud pública. CURSO COMPLETO

José María Abellán Perpiñán. Universidad de Murcia
David Jiménez Gómez. Universidad de Alicante
Fundación Gaspar Casal
Llatzeret de Maó
23, 24 y 25 de septiembre de 2019
Del lunes 23 al miercoles 25, de 9.00 a 14.00 h.
El objetivo general del curso es dotar a profesionales clínicos, especialistas en medicina preventiva y salud pública, gestores sanitarios y economistas de la salud, de herramientas basadas en los principios de la economía del comportamiento para prevenir y controlar mejor las denominadas enfermedades relacionadas con el estilo de vida.

Los objetivos específicos del curso son:
- Asimilar los fundamentos conductuales que subyacen a los “acicates” (nudges) y a las medidas de refuerzo financiero susceptibles de
incorporarse a las políticas de salud pública y sanitarias en general;
- Aprender a diseñar diferentes tipos de intervenciones basadas en los principios de la economía del comportamiento;
- Conocer ejemplos prácticos de “acicates” utilizados en diferentes países, su coste e impacto.
CONTENIDOS DEL PROGRAMA
1. Fundamentos y herramientas de la economía del comportamiento.
1.1. Fundamentos
- Sesgos y heurísticas. El comportamiento de los seres humanos se aleja de manera sistemática del ideal “racional”, según el cual en cada momento la persona toma las decisiones más convenientes para su propio interés (racionalidad completa). Estas desviaciones sistemáticas se pueden clasificar en “sesgos” (manifestaciones de racionalidad limitada), que suelen ser perniciosos, y “heurísticas”, que son reglas sencillas que resultan beneficiosas cuando se usan en su determinado contexto (racionalidad ecológica). Ejemplos del primer tipo de desviaciones son el sesgo de “exceso de confianza” (negación de riesgos objetivos) o el sesgo de “status quo” (inercia y resistencia al cambio). Ejemplos de la segunda clase de desviación son la “heurística de disponibilidad” (juzgar la exposición a un riesgo a partir de datos parciales, próximos a la persona) o la “heurística de representatividad” (juzgar la prevalencia de un riesgo por lo representativo que éste es de un cierto estereotipo).

- Teoría prospectiva. Hay dos factores psicológicos que sesgan la valoración de los riesgos y efectos sobre la salud que revisten los estilos de vida y los tratamientos médicos. Un primer factor es que probabilidades y frecuencias objetivas no son percibidas por las personas de un modo lineal, sino que son “transformadas” subjetivamente. Esta transformación no lineal hace que, por ejemplo, riesgos muy pequeños sean magnificados en la mente de las personas, mientras que riesgos de gran magnitud sean minusvalorados. El segundo factor es que los resultados en salud se evalúan de un modo relativo a un cierto punto de referencia, de modo que pasan a considerarse “pérdidas” o “ganancias” respecto de dicha referencia, recibiendo (a igual magnitud) un mayor peso subjetivo las
“pérdidas” que las “ganancias”.

- Problemas de autocontrol. La falta de autocontrol se ha asociado a una serie de comportamientos negativos para los individuos: retraso en la búsqueda de tratamiento, falta de adherencia a los medicamentos, y adicciones. Entender el autocontrol (y cuándo falla) es clave para mejorar dichos comportamientos. Estos fallos de autocontrol pueden explicarse de varias formas, si bien una forma intuitiva de caracterizarlo es como el resultado de la tensión existente entre dos sistemas de pensamiento, uno “rápido” e inconsciente, y otro “lento” y consciente, de forma que el primero tiende a prevalecer en presencia de “factores viscerales” (hambre, ansiedad, miedo) que desencadenan comportamientos dañinos para la propia salud y bienestar.

- Miopía temporal. La sobrevaloración de la gratificación presente frente a los perjuicios futuros derivados de nuestras acciones es un sesgo. Este “sesgo del presente” da lugar a conductas como la “procrastinación” (la postergación reiterada de la decisión) estrechamente relacionadas con la dificultad para iniciar nuevos hábitos más saludables. Un ejemplo claro es el caso del ejercicio físico, cuyo inicio se pospone pese a estar matriculado en el gimnasio.

1.2. Herramientas
- Acicates o ‘Nudges’. Los “acicates” son intervenciones que alteran el comportamiento de los individuos de una manera predecible, sin restringir ninguna opción ni cambiar significativamente sus incentivos, y que han demostrado su eficacia y eficiencia en el ámbito de los comportamientos de salud, si bien han sido de aplicación en otras áreas como la protección del medio ambiente o la incentivación del ahorro. Una primera clasificación de estas intervenciones las divide en “educativas” y “no educativas”. Con independencia de su finalidad (educativa o no educativa) pueden revestir diferentes formas como, por ejemplo, cambios en el entorno (hacer más accesibles las opciones más saludables), contratos de compromiso (para, por ejemplo, dejar de fumar) o cambios en la forma de informar a los consumidores y pacientes (resaltando o simplificando la información clave para la salud como, por ejemplo, pretenden las diferentes versiones del “semáforo nutricional”).

- Incentivos económicos. Si bien los incentivos económicos no son en sí mismos “acicates” en el sentido definido anteriormente, sí que su implementación de acuerdo a ciertos principios conductuales los convierte en intervenciones “tipo nudge”. Éste es el caso de los programas de cesación tabáquica o de deshabituación en drogodependencias donde se proporcionan “refuerzos financieros” a las personas participantes, bien positivos, instrumentados mediante “loterías” (como un sorteo realizado entre quienes siguen fielmente las directrices del programa), bien negativos, articulados en forma de “pérdidas” respecto de un depósito inicial, que mengua según el individuo comete infracciones. Los incentivos y los “acicates” pueden combinarse para potenciar su efecto.

2. Aplicaciones a la salud pública.
- Obesidad y nutrición.
- Sedentarismo.
- Tabaquismo, alcohol y drogodependencias.
- Vacunaciones.
- Inadecuación de la práctica clínica (p.ej. prescripción innecesaria de antibióticos).
- Adherencia a tratamientos.
- Gestión de enfermedades crónicas (p.ej. diabetes e hipertensión)

3. Diseño de “acicates” (nudges) y programas de incentivos.
- Aprendizaje de los pasos que deben seguirse para diseñar intervenciones basadas en la economía del comportamiento.
- Diseño de una intervención relevante y aplicable al entorno profesional de los participantes en el curso.

METODOLOGÍA DE ENSEÑANZA-APRENDIZAJE
- La metodología seguida será mixta, alternando las explicaciones teóricas y metodológicas con el estudio de casos y la realización de ejercicios prácticos (véase el segundo punto del apartado 3 del programa).
- La interacción profesor-estudiante será constante, vertebrando de manera transversal el desarrollo de todo el curso.
El curso va dirigido especialmente a los equipos de atención primaria y especializada, salubristas y prevencionistas, gestores sanitarios, técnicos de las consejerías y servicios autonómicos de salud, economistas de la salud y, en general, a cualesquiera personas interesadas en conocer las potencialidades que encierra la económica del comportamiento en la modificación de los estilos de vida y la promoción de la salud.
150 euros



Inscripciones

 
SOCIAL MEDIA
           
Organizan:

Consell Insular de Menorca GOIB UIB UIMP
Colaboran:

GOIB
Institut Menorquí d'Estudis - Camí des Castell, 28 - 07702 Maó (Menorca) - Tel. 971 351500
Govern de les Illes Balears Gobierno de España Gobierno de España